Entrenamientos en estructuras colapsadas

 Entrenamientos en estructuras colapsadas    

Es curioso como cuando colaboramos con otros grupos o unidades y compartimos experiencias nos damos cuenta de que estamos haciendo muy bien las cosas en nuestros entrenamientos.

Esto es debido a la gran experiencia que tenemos acumulada tras ocho años de trabajo ininterrumpido con nuestros compañeros caninos.

En realidad los pasos a seguir para entrenar de forma adecuada a las unidades caninas son simples pero en ocasiones son difíciles de llevar a cabo por problemas de organización o de infraestructura.

Entrenamiento del GERCA en los edificios derribados  de la antigua estación de Autobuses de Alicante.

Tras los primeros entrenamientos que realizamos con un perro para enseñarle a buscar, localizar y señalizar a una persona sepultada se  nos presenta el problema de buscar diferentes zonas de escombros con distintos niveles de dificultad para conseguir que el perro se adapte al trabajo en  escenarios cada vez más cercanos a la situación real.

     Esta situación real se encuentra normalmente en los edificios que se están demoliendo justo antes de que las máquinas actúen en exceso y desintegren los elementos estructurales convirtiéndolos en montañas disgregadas de material de construcción.

Entrenamiento en demolición antigua fábrica “El Almendro” en Jijona.

La dificultad está en encontrar zonas de trabajo con desplazamientos complicados con ferralla, placas y muros de mampostería que crean diferentes niveles de altura, obstáculos, huecos, estructura vertical y por supuesto es deseable que halla muebles, colchones, sanitarios, en definitiva todo aquello que podemos llegar a encontrarnos en un edificio que se ha venido abajo.

Otra de las claves es hacer bien los sepultamientos. Un buen sepultamiento es aquel que se puede producir en una situación real, es decir, superficiales, profundos, lejanos, cercanos  y debajo de cualquier cosa que nos podamos encontrar en estas zonas, debajo de puertas, camas, placas, escombro disgregado, ventanas…

Parte muy importante del trabajo de un ejemplar de rescate es hacer el trabajo a pesar de las posibles desviaciones que se le presenten. Debemos forzar las situaciones que a nuestros perros distraen como puede ser la presencia de otros perros, gatos, pájaros, comida en la zona, máquinas y gente trabajando, etc  para que este aprenda a seguir trabajando a pesar de su desviación. Debemos trabajar incluso cuando se tratan de desviaciones instintivas como puede ser el arrastre instintivo o el propio impulso sexual.

Sepultamiento tipo de un figurante.

Es cierto que el ejemplar y sus cualidades va a tener mucho que decir a la hora de poder superar todas las trabas a las que les podemos someter pero un buen entrenamiento y la constancia es sin duda la mejor arma que podemos utilizar para conseguir un buen ejemplar de rescate.

Entrenamiento en estructura colapsada

No debemos tener miedo a enfrentar a nuestros perros a situaciones en las que posiblemente fracasen en un principio ya que el mayor de los secretos que debe observar un buen guía es conocer cuales son las cualidades y los límites de su ejemplar para sacarle el máximo partido y conseguir el éxito.

 

 

En definitiva y para terminar destacar lo importante que es cubrir todas las posibles situaciones que se nos puedan dar en una situación real de derrumbe en edificaciones.

 

   Narciso Ayuso Bolaños

Bombero-guía canino GERCA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>